Conservación

“Cinco Grados” es un aceite de oliva virgen extra casi único en el mundo. Y esto se debe a su especial método de conservación. “Cinco Grados” es la temperatura a la que este aceite se almacena en depósitos con sistema de envasado al vacío. De este modo, se previene el contacto con el oxígeno y se mantienen las propiedades organolépticas del producto totalmente intactas.

Para asegurarnos este método de conservación, este aceite es envasado bajo pedido y por tanto solo puede adquirirse por encargo.

Para asimilar en su totalidad todos los efectos beneficiosos que este aove tiene para nuestra salud, recomendamos consumirlo en crudo. Ya que someterlo a elevadas temperaturas destruye parte de estas propiedades tan positivas para nuestro organismo. Se puede utilizar tanto con verduras como hortalizas; guisos, pastas, pescados, carnes y lácteos como los quesos, mejorando en muchos casos el sabor del propio alimento.

Dadas las características organolépticas únicas de este aove, utilizar una pequeña cantidad es suficiente para aportar personalidad a nuestros platos.